Sunday, May 14, 2006

Heroes

Héroes
Los que marchan contra el viento y arremeten con confianza de su razón de ser, de su misión en este mundo y en esta vida. ¿Cuantos quedan? Algunos dirían que pocos, sin embargo, yo no me uno a esta conclusión pues cuando veo el sudor y las lagrimas de un padre o madre que se avienta a la aventura cada día para traer un poquito de pan a la casa y se lo pelean pedazo por pedacito en un momento, mientras que el o ella se va a acostar con hambre, yo miro a un héroe.

Aquel que se levanta tempranito y plancha su pantalón que ha sido reparado cien veces pero que se viste limpiecito y bien planchado para salir al trabajo, montarse al bus y solo oler el café de los que van al lado, mirar a las rosquillas y los quesillos sabiendo que con suerte tendrá para montarse en el bus de regreso para su casa, yo miro a un héroe.

Cuando en la tarde o el domingo se oyen los niños quejándose por que tienen ganas de un elote o un sorbete y la paciencia se le escapa al vérsele en su frente el sufrir de no poder exprimir un solo peso del bolsillo con que darles gusto, yo miro un héroe.

El solo contener su enojo y frustración, mandar a los chavalos a la escuela, buscar como comprarles los cuadernos, fiarle a la dueña de la pulpería cinco pesos mas para la leche y los frijoles, alzar la mirada y caminar adelante un día mas, yo miro a un héroe.

Y mas en el momento de la angustia por que uno de ellos ha caído enfermo, la clínica no atiende, los gritos de dolor son espantosos, y solo busca, y toca puerta tras puerta hasta encontrar quien les ayude, yo miro a un héroe.

Mas aún en el momento que nos llega a todos, uno por uno, cuando nos espera una caja, sea de pino, sea de seda, donde las lagrimas y los recuerdos se reúnen, yo miro a un héroe.

Y cuando miro en el espejo y veo a alguien que solo reza por que algún día pueda brindar mi mano a ese héroe y abrazarlo y ayudarlo solo miro a un vacío de sueños y esperanzas que pide a gritos que sea usted el que este día haga su día de ayudar a ser un héroe.

De que importa el discutir sobre política o tradiciones, de que el derecho nos da razón y potestades, de que la institución de nuestra religión tiene sus meritos y sus defectos, si al fin y al cabo se van los días, y los meses, y los años, cuando hoy pudimos ayudar y convertirnos en un momento, mas con acción que en pensamiento, en ese héroe que necesitábamos... desde hace siempre.



...these truths to be self evident...that all men are created equal...

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home