Friday, May 30, 2014

La carne vive y muere como el día amanece y atardece;
los cuerpos respiran y comen, como descartan y respiran;
nosotros dormimos vivos, sin respetar quien padece;
la vida cuando amanece, la muerte cuando suspiran.

Cada momento que pasa, es parte del movimiento;
del que trabaja y traspasa, al que quiere su sustento.
Mas quien nace para dar, al que nace para vivir;
por otro en cada momento, por triste o por descontento;
es quien nace para amar, palpitar, y dar y dar;
en todos sus sufrimientos.

Un ser sagrado sin duda, que lo da todo por nada;
que su esmero día a día es rendir lo que es mas bello;
el amor de madre...
a su criatura amada;
hasta perder el cabello, y hacerlo como un destello,
la que vive o muere por quien ama , sea a cuchillo o espada.


0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home