Saturday, September 10, 2011


Enséñame, si no puedo tenerte, si tengo que vivir sin esperanza;
Porque vengo a ofrecerte las gotas de sudor que brotan de mi alma;
Porque mi agitado corazón dice, llora y repite que te quiero,
Y no puede encontrarte ni aquí, ni allá, ni en cama, ni en calma,
Aunque busque en desiertos, pueblos, llanos y hasta en el mismo cielo.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home